Este verano disfruta cultivando flores

Semillas

Hay que sembrar las siguientes, que florecerán a finales de invierno y toda la primavera:

• Antirrhinum (boca de león)
• Bellis (margarita de los prados)
• Calendula (virreina)
• Cheiranthus allionii (alhelí amarillo)
• Cheiranthus cheirii (alhelí dorado)
• *Dimorphoteca (margarita del Cabo)
• Delphinium (espuela de caballero)
• *Echscholtzia (amapola de California)
• *Gypsophila (nebulosa)
• *Iberis (carraspique)
• Lathyrus (guisante de olor)
• Matthiola (alhelí de invierno)
• Myosotis (nomeolvides)
• Scabiosa (flor de la viuda)
• Statice (estatice)
• Viola (pensamiento)

Las semillas marcadas con asterisco (*) sólo es aconsejable sembrarlas, de julio a septiembre, en zona templada. Se entiende por zona templada los lugares donde el limonero y el naranjo se desarrollan bien y dan fruto: eso corresponde a climas cuya temperatura mínima no desciende de – 4º (4 grados bajo cero).

En semillero, bajo vidrio, pueden sembrarse la cineraria y la calceolaria.
En julio se pueden ya empezar a sembrar en semillero las plantas vivaces que florecerán el próximo año como por ejemplo:

• Acanthus (acanto)
• Althea (malva real)
• Alyssum (canastillo)
• Crysanthemum leucanthemum (margarita de verano)
• Delphinium (espuela de caballero)
• Gaillardia
• Geum
• Phlox (flox)
• Pentastemom (dedalera de América)
• Primula (primavera)

Bulbos

En climas templados pueden plantarse todavía: nardos y gladiolos de floración tardía. También es el momento oportuno para plantar los siguientes bulbos, que florecerán entre diciembre y mayo:

• *Antholiza (antoliza)
• *Calla (cala o lirio de agua)
• *Freesia (fresia)
• *Gladiolus tristis (gladiolo oloroso)
• *Hyacinthus orientalis (jacinto romano)
• Iris germanica (iris cárdeno)
• *Iris shiphioides (iris de Holanda)
• Lilium (azucena)
• *Narcissus tazzeta (narciso Nadala)
• *Ornithogalum arabicum (estrella de verano)
• *Watsonia

Los bulbos marcados con asterisco (*), sólo es aconsejable plantarlos al exterior en climas templados; en climas fríos pueden cultivarse en galería cubierta.

Si no se ha hecho ya, conviene sacar rápidamente de la tierra los bulbos de tulipanes, jacintos, narcisos y guardarlos en lugar seco y bien ventilado.

A las dalias que están en pleno crecimiento, hay que cortarles los tallos laterales y sólo dejarles los del centro. De esta forma se lograrán flores de mayor tamaño y belleza.

Árboles frutales: Hay que seguir regándolos, pues en estos meses necesitan mucho agua para el buen desarrollo de sus frutos. Conviene despuntar los árboles frutales que estén injertados en pie de poco desarrollo o los tipos espalderos (los que requieren soportes). Estos meses hay que vigilar las enfermedades criptogámicas y toda clase de plagas.
También hay que tener en cuenta la cosecha de manzanas y peras tempranas. Estos frutos se cogen con la mano, ya que así no se hieren.

Arbustos de flores: Los setos, cipreses, thuyas, etc., a más de ser útiles, son de adorno, siempre que estén bien cuidados y recortados. A finales de julio es la mejor época para recortar estos arbustos. De vez en cuando también hay que darles un buen riego (cada semana).

Cuando ha pasado el tiempo más caluroso, se pueden empezar a hacer los esquejes de los arbustos de hojas persistentes y de coníferas. Es muy aconsejable preparar un semillero de arena de unos 10 cm. de alto, que se puede tapar con vidrio.

Céspedes: Es importantísimo el riego del césped y no hay que descuidarlo ni un solo día en la estación calurosa. Sobre todo hay que regar a diario y en abundancia el césped y cortarlo al menos cada 15 días.

Crisantemos: Para que las plantas parezcan más compactas y ramificadas hay que cortar las puntas de los tallos principales. A fin de conseguir flores muy grandes y hermosas, hay que suprimir algunos botones laterales de las plantas, para que los restantes se desarrollen con más vigor.

Dalias: Después de su primera floración, es aconsejable recortar las plantas dejándolas a la mitad de su desarrollo. Aplicándoles riegos copiosos y abono pescado, se conseguirá que den una segunda floración muy hermosa.

Hortensias: En agosto hay que quitar los tallos débiles de las hortensias y podarlas convenientemente, para que la próxima primavera florezcan con todo esplendor.

Plantas de interior: A ser posible, han de sacarse al aire libre dos días a la semana. Han de colocarse en un sitio donde no les de plenamente el sol. La situación mejor es bajo la sombra ligera de un árbol. Hay que protegerlas para que no puedan caer a causa del viento.

Plantas enfermas: Uno de los trabajos más importantes en el jardín es la lucha contra las plagas. Hay que estar atentos ante el primer síntoma para aplicar en seguida con energía el remedio necesario. Orugas, gusanos, pulgones, etc.

Las hormigas pueden ser la causa de la propagación de los pulgones, que, además, hurtan algunas semillas. Se alejan con la aplicación del Anti-hormigas ASOCOA.
Plantas para macetas: A finales de agosto es buen momento para efectuar esquejes de geranios, fucsias y begonias. Estas plantas, así como las de cóleo y agerato, si se tienen en macetas y se desea adornar con ellas en invierno el interior de la casa, es aconsejable podarlas para dejarlas más compactas, de modo que ofrezcan un aspecto más atractivo. Los brotes más vigorosos sacrificados en la poda pueden servir para la multiplicación aplicándole la hormona H2 para que enraicen mejor.
Plantas vivaces: Estos meses las plantas vivaces ya crecidas necesitan, para su buen desarrollo, bastante agua y abonarlas convenientemente.

trasplante1

Planteles: La floración de plantas de primavera, como pensamiento y margarita de los prados, ha terminado ya. Conviene limpiar los parterres y prepararlos otra vez con abono para la plantación de los planteles destinados a florecer en verano y en otoño, como coronado, cosmos, petunia, salvia, tapetes, verbena, etc. Estas plantas anuales, en clima templado, estarán todavía en floración hasta diciembre.

Riego: El riego es una de las tareas más importantes de esta temporada. Regar no significa rociar superficialmente, sino empapara de agua la tierra hasta las raíces.
También es muy importante regar a diario las plantas al atardecer y procurar que no sea sólo por encima, pues todo esto les ocasiona más daño que provecho. También hay que entrecavar la tierra ligeramente de vez en cuando, set de jardinería, para romper la costra que se forma después del riego y que impide la buena aireación y ventilación de la tierra.

Rosales: En julio es conveniente abonarlos cada 15 días con el Abono Regenerador de Rosas y Flores, así las rosas estarán preciosas y olorosas.
En agosto, los rosales agradecen un periodo de reposo, y convendrá reducirles los riegos y suprimir toda clase de abonos. Lo que hay que hacer es quitar todas las hojas feas y secas, tanto de las plantas como del suelo donde hayan podido caer. Se aplicará a los rosales un fungicida a base del repelente hongos.

No Comments Yet

Deje un comentario

Su email no se publica.

Puede usted utilizar estos atributos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies