Gardenia Jasminoides

Gardenia ASOCOA

Conocida como símbolo de la gracia femenina, la sutileza y el mérito artístico, la gardenia es una de las planta de origen chino más hermosa y fragante que nos podemos encontrar.

Datos técnicos

Nombre científico: Gardenia Jasminoides
Familia: Rubiáceas
Nombres comunes: Gardenia, Jazmín del Cabo.

Descripción

Arbusto de hojas perennes de color verde claro, brillantes y lisas.  Sus flores son blancas, similares a las rosas y se usan normalmente como flores ornamentales.

Existen dos variedades: la asiática tiene por nombre científico Gardenia jasminoides y es la más extendida en Europa.

Procedente de África es la Gardenia thunbergia, que sirve de modelo genético para otras variedades de Gardenias. Su nombre proviene de un botánico sueco, Thunberg.

Necesita un ambiente húmedo. Puedes colocarla sobre un plato hondo o bandeja con piedras y agua, sin que toque el fondo de la maceta dicha agua; esto proporcionará humedad a su alrededor.

Los climas templados y cálidos son los ideales para la Gardenia: entre 15º C y 30º C. Las temperaturas frescas de las noches de finales de septiembre servirán para favorecer la aparición de flores durante el invierno.

El arbusto, en su conjunto, puede llegar a alcanzar los dos metros de altura.

No requiere mucha luz, y prefiere que ésta no incida directamente sobre ella. Por eso lo mejor es cultivarla en semi-sombra.

Puede ser conveniente que tome algo de sol de las horas en las que la luz no sea muy intensa.

Cuidados

Jardín o macetero: En invierno, conviene tener la Gardenia en una maceta para introducirla en el interior de nuestra casa y protegerla así del frío.
Resistencia al frío, al calor y a la humedad: En la estación invernal, si tenemos la Gardenia en una maceta, es mejor resguardarla en el interior, pues no soporta las heladas.

La propagación de la Gardenia se puede realizar por esquejes y a través de cultivo in-vitro. En primavera se puede multiplicar mediante esquejes.

Sustrato: El mejor suelo para cultivar Gardenias es aquel que está bien drenado y es ácido, con un pH de entre 5 y 6,5.
Temporada: Las temporadas más adecuadas para su cultivo son la primavera y el otoño.

El trasplantado se realiza antes de que comience la brotadura, las plantas viejas como máximo cada 3-4 años, teniendo cuidado de no dañar sus raíces. No se debe colocar la planta a mayor profundidad.

Aunque no debemos pasarnos de agua ni encharcar el suelo, tendremos que mantener el terreno húmedo. Se regará menos en época de desarrollo. Lo mejor es utilizar agua de lluvia sin cal, que suele tener en gran cantidad la del grifo. La clorosis, o el amarilleo de las hojas, se suele deber a carencias de hierro en el agua.
Para rebajar la dureza o la cal del agua del grifo, puedes dejarla reposar en un cubo u otro recipiente toda la noche; así se decanta dicha cal en el fondo. Otra cosa es añadir unas gotitas de vinagre al agua. Y por último, hervirla también es un método bueno.

Flores: Las flores aparecen entre mayo y octubre.Poseen un tono crema ligeramente amarillento y producen un intenso y agradable aroma. Pueden llegar a ser bastante grandes, midiendo hasta 10 cm. de diámetro.
Cuando finaliza la floración, estamos ante la mejor época para podar si tenemos ya un arbusto consistente. Debemos retirar las flores que se han marchitado, para que la planta siga teniendo buenas floraciones en las siguientes temporadas.

Plagas y enfermedades

Manchas en Hojas: Estas manchas están ocasionadas por hongos como Rhizoctonia que mancha las hojas más bajas, para luego extenderse a las superiores. Las manchas son más o menos circulares y pueden ocasionar la muerte de las hojas.
Su control se realiza eliminado las hojas infectadas y evitando mojar las hojas durante el riego.
Otro causante de manchas foliares en gardenia es el alga parásita Cephaleuros virescens. Suele atacar a las hojas superiores y se manifiesta como una costra de color verdoso y textura áspera.

Botritis (Botrytis cinerea): Este hongo pudre el botón de la flor; para su control se recomienda quitar y eliminar los botones infectados.

Oidio: El hongo Erysiphe polygonii se manifiesta por un polvo blanquecino y se desarrolla sobre todo en humedades relativas medias comprendidas entre el 50 y 70 %, y temperaturas de 11 a 28 ºC. Es fácil de identificar. Hojas que acaban volviéndose marrones y se secan.
Para su control se pueden usar fungicidas como el Azufre Mojable de ASOCOA.

Azufre Mojable ASOCOA

Bacterias: Las bacterias de los géneros Pseudomonas y Xanthomonas, provocan manchas en las hojas.
Elimina las partes afectadas. No tiene tratamientos curativos.

Los peligros más frecuentes a los que se expone esta planta son el ataque de ácaros como la araña roja y la mosca blanca.

La primera plaga se trata de unos insectos de unos 0,5 milímetros que apenas se aprecian a simple vista y que atacan el envés de las hojas originando un punteado amarillo que en ocasiones provoca la caída de las mismas.

Cuando hay muchos ácaros atacando, las distintas manchas se unen entre sí y llegan a afectar a toda la hoja, que acaba secándose y cayendo. Aparecen las hojas nuevas sin brillo (mates) y también pueden quedar deformadas y con telarañas por abajo.

Estos bichos no soportan el agua, por lo que es necesario pulverizar la Gardenia de forma frecuente para acabar con esta plaga.

Si el tratamiento es químico se emplean acaricidas que contienen en su composición materias activas como Propargita, Tetradifón, Amitraz, etc.

En cuanto a la mosca blanca, se trata de un pequeño insecto de unos 2 mm. que picotea las hojas para absorber la savia dejando un excremento llamado melaza, sustacia pegajosa y brillante sobre la que se asienta el hongo llamado negrilla que ennegrece las hojas perjudicándolas,  ya que quedan envueltas en una sustancia pegajosa y brillante que acaba con su caída.

Los primeros síntomas consisten en el amarilleamiento de las hojas, se decoloran y más adelante, se secan y se caen.

Los adultos y larvas viven en el envés de las hojas. Cuando se agitan las plantas se puede ver volar una nubecilla de pequeñas mosquitas blancas.

Se delatan:
– Viendo al propio insecto.
– Por las hojas descoloridas, amarillas, deformadas…
– Viendo las hojas brillantes y pegajosas por la melaza que excretan (cuidado porque pulgones y mosca blanca también la producen).
– Por la presencia del hongo negrilla (cuidado de nuevo porque también se asienta este hongo sobre la melaza de pulgones y mosca blanca).

Elimina una a una con un algodón y si trata con productos, mira en la etiqueta que contenga en su composición alguna de estas materias activas: Dimetoato, Malatión o Diazinón.

Otro remedio a este problema consiste en lavar la planta con abundante agua y jabón o plantar cerca especies aromáticas, que tienen un efecto repelente sobre este insecto.

Nematodos (Meloydogine sp.): Los Nematodos son unos gusanitos microscópicos de unos 0,2 milímetros. Se introducen en las raíces y absorben sus jugos, dañándolas.

Hojas descoloridas verde pálido o amarillo que terminan cayéndose. Aunque estos síntomas se pueden confundir con varias cosas como exceso de agua, sequía, carencia de nutrientes, etc. y no es fácil saberlo con seguridad.
Si se extraen las raíces del sustrato se ven unos bultos en dichas raíces llamados “batatillas” o “porrillas”.

Tratamientos

¿Hojas amarillas?
Es muy probable que esté sufriendo carencia de hierro o manganeso. Este problema es habitual en la Gardenia. Esto puede ser porque en el sustrato haya poco hierro o porque estés regando con agua caliza, agua dura, con mucha cal, que bloquea el hierro (lo vuelve insoluble y la planta no puede absorberlo). Quelato de Hierro ASOCOA
Solución: riega con agua que no tenga cal o muy poca y echa abono rico en hierro como Abono Quelato de Hierro ASOCOA.

¿Hojas amarillas y tira botones de flor?

  • Puede ser porque necesita más humedad tanto en la tierra como en el aire.El exceso de sol también es perjudicial, esta planta es de sombra. Pulveriza con agua y mantén a la sombra.
  • No la muevas, ni siquiera la gires, sus flores se podrían caer.
  • Si la temperatura del sustrato desciende por debajo de 15 ºC, pueden amarillear las hojas.

¿Se caen los botones florales?

Los botones se pueden caer justo antes de abrirse debido a varias causas:

  • Un ambiente excesivamente seco, cálido y falto de luz. Para evitarlo se deben tener las gardenias durante el invierno en ambientes frescos, bien iluminados y con humedad ambiental alta.
  • Subidas bruscas de temperatura.
  • La falta de riego también pueden causar la caída de botones florales.
  • ¿Pierde hojas y posteriormente se secan las ramas de la Gardenia?
    Esto puede estar causado por regar en exceso (provoca asfixia radicular) o por todo lo contrario, por regar poco. Hinca los dedos en el sustrato y si está muy húmedo riega con menos frecuencia.

Aunque se trata de un arbusto cultivado durante muchos años en Occidente por sus hermosas flores, en realidad, la Gardenia procede de lugares paradisíacos y exóticos. Los orígenes se encuentran en Sudáfrica y Asia Oriental.

No Comments Yet

Deje un comentario

Su email no se publica.

Puede usted utilizar estos atributos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Warning: Parameter 1 to W3_Plugin_TotalCache::ob_callback() expected to be a reference, value given in /usr/home/asocoa.com/web/wp-includes/functions.php on line 3721