Los Bulbos

Los Bulbos

Los bulbos son unos órganos subterráneos que desarrollan algunas plantas, que se ocupan de almacenar los nutrientes como reserva, para ser utilizados en la brotación de nuevos tallos durante sus épocas de brotación y crecimento.

Los bulbos suelen estar bajo tierra, pero no son verdaderas raíces. Realmente son tallos que han evolucionado de manera distinta, pero conservan todas sus partes: las raíces, el tallo, las hojas y las yemas. Si observamos un bulbo podemos ver las raíces en la parte inferior, y sus hojas con forma de escama alrededor.

Pero no todo lo que parece un bulbo lo es. Por ejemplo, las patatas son realmente tubérculos (engrosamientos de reserva en partes de sus raíces), así como el jengibre que son rizomas (tallos subterráneos).

En nuestro jardín nos encontramos diferentes plantas de bulbo, como son el jacinto, el narciso, el gladiolo, el lirio, el tulipán.

Los bulbos pueden florecer en primavera o en otoño: Aquellos bulbos que florecen en primavera, como el tulipán, el jacinto o los narcisos, se deben plantar a principios del otoño. Los bulbos que florecen en verano, como los gladiolos, la begonia, las azucenas o las dalias, deberán plantarse a principios de la primavera, cuando suban las temperaturas del frío invierno.

Plantas bulbosas

¿Cómo se plantan los bulbos?

Lo más importante es preparar bien el suelo donde vayamos a plantarlos. La tierra tiene que estar muy esponjosa y bien abonada. Para ello utilizaremos Sustrato Vegetal y como abono utilizaremos el Abono de Pescado Bio que está especialmente indicado para toda clase de bulbos.

Después ya podemos enterrar los bulbos en su posición correcta: la zona que termina en punta hacia arriba y la parte donde salen las raíces hacia el suelo. Un truco para saber la profundidad a la que debemos enterrarlo es multiplicar por dos la parte más ancha del bulbo. Apretaremos bien la tierra sobre él y regaremos abundantemente la zona de plantación.

Ahora solo queda mantener siempre la tierra de los bulbos ligeramente húmeda, sin llegar a encharcarlos.

Los bulbos necesitan mayor cantidad de nutrientes de los que se encuentran en la tierra de nuestro jardín. Para tener bulbos sanos abonaremos con Abono de Floración Líquido de Asocoa. De esta forma aumentaremos el tamaño y la vistosidad de las flores.

No Comments Yet

Deje un comentario

Su email no se publica.

Puede usted utilizar estos atributos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies