Magnolia grandiflora

Magnolia grandiflora

Los magnolios son árboles de diferentes tamaños según la variedad, con un aspecto que nos recuerda a los Ficus. Su mayor atractivo son hojas y hermosas flores perfumadas, lo que hace que muchas personas lo tengan en cuenta para sus jardines.

Datos técnicos:

Nombre científico: Magnolia grandiflora
Familia: Magnoliaceae
Origen: Nativo del sureste de los Estados Unidos.
Nombres comunes: Magnolio

Descripción

El nombre Magnolia es en honor al botánico francés Pierre Magnol, director del Jardín Botánico de Montpellier en el siglo XVII. Determina un género que está compuesto por unas 120 especies de árboles y arbustos, divididos en tres grupos: De hoja perenne, de hoja caduca de floración temprana o primaveral y los caducifolios de floración tardía o estival.

Éste árbol de crecimiento lento y hoja perenne recibe el nombre científico de Magnolia grandiflora por sus espectaculares flores – de hasta 20 centímetros de diámetro – que, con su aroma, perfuman los jardines desde tiempo inmemorial de mayo a julio.

La Magnolia grandiflora se caracteriza por presentar una majestuosa y frondosa copa, ligeramente piramidal, de hojas perennes de aspecto brillante, forma elíptica y consistencia dura, y flores grandes, carnosas y blancas, que desprenden un intenso y agradable olor para captar a los insectos polinizadores. Cada flor tiene entre 6 y 12 pétalos y 3 sépalos de aspecto petaloide. La parte superior de sus numerosos estambres es de un tono granate.

Los frutos, parecidos a una piña y de unos 10 centímetros de longitud, contienen semillas de color rojo escarlata, rosa o marrón, que pueden recolectarse en octubre-noviembre. Cabe tener en cuenta que los magnolios reproducidos por semillas tardan más en florecer que los que se producen por esquejes. Para fines comerciales, el sistema de multiplicación por estaca es el más empleado. En estos casos, es necesario utilizar Hormonas Leñosas H3.

Es un árbol que crece lentamente, pero puede llegar a los 20 m. de altura. Su tronco es de color gris oscuro.

Cuidados

Es un árbol resistente que admite desde el pleno sol hasta la semisombra, eso si, guarecido del viento y las heladas. Le gusta el suelo profundo y más bien ácido, bien drenado y poco calcáreo, por lo que recomendamos enriquecerlo todos los años con Sustrato Castaño o Sustrato Vegetal para que el pH no suba de 7. También puede incorporarse Perlita para facilitar el drenaje.

El riego debe ser regular, la tierra nunca debe llegar a secarse. Tras la plantación y en períodos de sequía: regar abundantemente. Conviene tapar la tierra con paja o virutas para evitar la evaporación.

Magnolia grandiflora

Necesita mucho abono rico en macronutrientes – nitrógeno, potasio y magnesio – y micronutrientes. Abonar, como mínimo tres veces al año: primavera, verano y otoño. El abono recomendado es el Especial para el Magnolio o el Abono Hemoglosan Bio N 13 – K 4 + MO 92% que les da fuerza, vigor, y sus hojas se tornan brillantes dándoles un aspecto es inmejorable. Si los magnolios han sufrido las inclemencias del invierno, algún ataque de insectos u hongos o no se desarrollan lo suficiente, éste es el abono ideal. Con unos resultados extraordinarios, la recuperación del árbol es inmediata. La cantidad de abonado se determina en base a la corpulencia y altura del árbol: Cada metro de altura es igual a 200 gramos de abono, así, a un magnolio que tenga 3 metros de altura se le aplicarán 600 gramos abonado de crecimiento. A mayor tamaño del árbol hay que aumentar la parte proporcional del abonado.

Prácticamente no son necesarias las podas en los Magnolios. Sólo para la limpieza de las ramas secas o para darle forma.

Se multiplica por semillas en otoño y por esquejes a finales de verano, con ayuda de Hormonas Leñosas H3. Se pueden trasplantar en cualquier momento. Pero atención: sus raíces carnosas y gruesas son muy frágiles y se rompen con facilidad. Son poco profundas, por lo que no se debe cavar cerca del tronco del árbol.

Los magnolios son muy valorados como plantas ornamentales, aunque su madera también se utiliza en ebanistería. Al ser un árbol de crecimiento lento, su precio crece mucho en proporción a su edad, sobre todo porque debido a su fragilidad es difícil el trasplante.

Plagas y enfermedades

Entre las plagas que pueden atacar a los Magnolios están la Cochinilla que podemos prevenir y tratar con Fortificante Cochinillas o Insecticida Concentrado, y los pulgones que combatiremos con Antipulgón listo uso, Repelente Pulgón 30 ml o Insecticida Total. Cuidado con los caracoles, esta planta, y en especial la variedad M. Kobus, es una de las que más les atrae. Para combatirlos emplearemos Molusquicida Matacaracoles Babosas y Limacos Antihumedad.

En cuanto a enfermedades, nos podemos encontrar con el Oidio que aparece en primavera y en otoños húmedos, en forma de polvillo blanco en las hojas más jóvenes. Conviene tratarlo preventivamente con productos como el Fortificante Hongos Ecofung LU o el Repelente Hongos.

También la Botrytis (hongo), ese moho gris que aparece por exceso de humedad sobre los brotes jóvenes formando manchas blancas o grisáceas y húmedas al tacto, se desarrolla por falta de luz y ventilación y exceso de humedad. Debe tratarse preventivamente con Fungicida Total. La Clorosis que se manifiesta con las hojas amarillas se trataría con un Reverdeciente.

Datos de interés

La primera especie identificada del género Magnolia fue M. virginiana, que fue descrita en la década de 1860 por unos misioneros enviados a Norteamérica. En este continente también se encontró, ya en el siglo XVIII, la especie M. grandiflora.

Se han encontrado ejemplares fosilizados de la especie M. acuminata que datan de 20 millones de años. Más aún: también se han podido identificar plantas pertenecientes a la familia Magnoliaceae que vivieron hace 95 millones de años. Esta antigüedad explica que los Magnolios fueran polinizados en un principio por los escarabajos, ya que éstos se encuentran entre los insectos más antiguos de la evolución. Como consecuencia, sus flores tienen sus carpelos – órganos reproductores femeninos – muy duros, para evitar ser dañados. Actualmente, los principales insectos polinizadores de los Magnolios son las abejas.

4 Comments
    1. Buenas Paula, muchas gracias y respecto a tu cuestión sobre cómo aplicar el abono para árboles grandes lo tendremos en cuenta para los siguientes artículos.

Deje un comentario

Su email no se publica.

Puede usted utilizar estos atributos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Warning: Parameter 1 to W3_Plugin_TotalCache::ob_callback() expected to be a reference, value given in /usr/home/asocoa.com/web/wp-includes/functions.php on line 3721