Tomate

Tomate RAF, cherry, en rama, tipo pera, kumato… diversidad en tipos e incluso colores. El tomate nos ofrece todo un mundo de posibilidades en nuestra cocina y si los recolectamos directamente de nuestras tomateras, su sabor nos sorprenderá.

Su fruto ya no falta en nuestra gastronomía típica como los gazpachos y salmorejos andaluces o el pan con tomate catalán. Tiene carotenos que vienen bien a nuestra piel, contiene gran cantidad de vitamina D, esencial para el crecimiento de los más pequeños, y se considera fruto antioxidante por su cantidad de vitamina C, conocida por reforzar nuestras defensas.

Datos técnicos

Nombre científico: Lycopersicum lycopersicum
Familia: Solanáceas
Origen: Proviene de América del Sur, y fue importado a España durante las colonizaciones del siglo XV en el nuevo continente.
Nombres comunes: tomate, tomatera o jitomate.

Descripción

El tomate es una planta anual de tallo y hojas con pequeños pelos y glándulas que emanan un olor característico. Su sistema radicular posee una raíz principal corta y débil con numerosas raíces secundarias y más potentes. Del tallo principal se van desarrollando sus hojas, los tallos secundarios y las inflorescencias.

Sus hojas son alternas, compuestas con foliolos peciolados y con borde dentado, recubiertas de vellosidad.

Sus flores constan de cinco o más sépalos y de igual número de pétalos de color amarillo, agrupadas en inflorescencias generalmente en número de 3 a 10 según variedades.

El fruto del tomate es una baya que puede alcanzar un peso que oscila entre unos pocos miligramos y más de 600 gramos según tipos y variedades.

Cuidados

Se suele cultivar tutorado o como trepadora en celosías y espalderas.

Requiere climas cálidos sin heladas o fuera de la época fría y para fructificar, más de 12 horas de sol.

También necesita suelos sueltos y con contenido en potasa y calcio. Evitar su encharcamiento y conviene dejar secar su superficie durante el mayor tiempo posible. Agradece el humus y en tal caso usar el Humus de Lombriz Vermicompost.

Es necesario tutorar la planta, bien sea con una caña o algo similar, atándola convenientemente aunque también podemos optar por dejarla suelta que cuelgue de la mesa de cultivo, e incluso atándola a la barandilla del balcón.

Para conservar el vigor de la tomatera se eliminan los brotes, dejando sólo una o dos guías las cuales ataremos a un tutor. Cuando la planta eche sus primeras flores, elegiremos los brotes más vigorosos y la podaremos dejando sólo uno o dos brotes en cada tallo. Crecerá mejor y la cosecha será más temprana.

Para realizar un plantel de tomatera serán necesarios unos 60 días desde la siembra hasta que el plantel se pueda trasplantar. Para sembrar tomate desde semilla -tomate Cereza, tomate Corazón de Buey, tomate Marglobe, tomate Muchamiel, tomate Príncipe Burgues, tomate redondo Liso Ace y tomate temprano Marmande- y en semilla ecológica – tomate Marglobe, tomate Muchamiel y tomate Sanmarzano- podemos usar un semillero, una maceta pequeña o pequeña cajonera en un lugar protegido del frío y muy luminoso.

Lo más recomendable será siempre que el tomate disponga del mayor espacio posible, plantándolo en pequeñas macetas individuales, ya que en semillero tienden a alargarse las plantas, echando un tallo demasiado fino, que se romperá durante el transplante definitivo. Si disponemos de una zona protegida, se puede sembrar en cajoneras para que las plántulas echen mayor cantidad de raíces y tallos gruesos.

El marco de plantación puede ser de 40 cm a 70 cm, dependiendo del tamaño de la tomatera.

Evitar periodos de sequia, realizando riegos profundos y algo más frecuentes en verano. Su floración se centra desde final de la primavera hasta principios de otoño.

En época de floración necesita Abono Regenerador Tomates y Hortalizas Ecológico. Abonar durante primavera y verano con Fertilizante Universal Líquido en las hojas.

Plagas y enfermedades

Los pulgones.- insectos de forma redondeada de pequeño tamaño, que adoptan formas distintas con o sin alas y de diversos colores, que van desde el verde hasta el negro. Están provistos de un largo pico que clavan en las plantas para chuparles el jugo. Suelen segregar un fluido azucarado, que atrae a las hormigas. Se encuentran en la cara inferior de las hojas y en los brotes tiernos, secándolos y arrugando las hojas. Para combatirlos se usa el Antipulgón Listo Uso.

La araña roja.- dañinos insectos que atacan muchas plantas, son unos pequeños ácaros, similares a arañitas, con cuatro pares de patas, de color rojo y de 0,5 milímetros. Se asientan sobre todo en el dorso de las hojas. Se suelen dar en lugares muy secos en su ambiente. El síntoma más corriente son puntitos rojos y manchas amarillas y finísimas telarañas en el envés de las hojas que no se ven si no te fijas con mucha atención o usas una lente de aumento. La lucha contra los ácaros es muy complicada y suelen ser un signo de que la planta es poco vigorosa. Se puede emplear el Repelente Ácaros para eliminarlas definitivamente.

La mosca blanca.- nubes de ellas revolotean sin cesar alrededor de las plantas afectadas. Es un insecto de color blanco y pequeño tamaño que pone sus huevos en el envés de las hojas o en las ramas tiernas; las larvas quedan fijas después de elegir el sitio más adecuado alimentándose de la savia que chupan soltando un líquido pegajoso. Combatirlo con el Antimosca Blanca Listo Uso.

Podredumbre apical.- manchas negras en el tomate. En el extremo del fruto aparece una zona circular, de color blanco al principio, evoluciona a un color más oscuro y se hunde. La causa de esta enfermedad suele ser la falta de calcio. Una manera sencilla de aportar calcio a la planta puede ser añadiendo una cucharadita de leche en polvo al sustrato de cultivo. No obstante es conveniente aplicar el Fungicida Total, Fortificante Hongos Ecofung Listo Uso y Repelente Hongos Ecológico.

Es importante prevenir esta enfermedad cuando los tomates empiezan a salir después de la floración aplicando la cucharadita de leche en el suelo, para así evitar que se produzca la podredumbre.

Agrietado del tomate.- consiste en la formación de grietas radiales o circulares en el fruto. Estas grietas pueden convertirse en vías a través de las cuales los hongos o las bacterias pudren el tomate. Emplear el Fungicida Total, Fortificante Hongos Ecofung Listo Uso, Repelente Hongos Ecológico. Pueden estar provocados por un riego irregular, temperaturas muy altas o humedad relativa muy baja. Al igual que en el caso de la necrosis apical, algunas variedades son más sensibles que otras a este problema.

Oidio.- hongo microscópico que ataca a muchas plantas, recubriendo los brotes tiernos, las hojas, las flores, los tallos de una cenicilla o polvillo blancuzco harinoso, similar al moho del pan; debajo de este polvillo aparecen unas manchas pardas características. Si la enfermedad progresa las hojas presentan un aspecto amarillo y se secan. Es típica de épocas con temperaturas suaves y humedad ambiental elevada (primavera y otoño). La primera medida para combatir la enfermedad es eliminar las hojas infectadas y mejorar la aireación del huerto podando o eliminando algunas plantas.

Los tratamientos tienen que ser preventivos porque una vez apoderado el oidio ya no hay nada que hacer. Tratar con Fungicida Azufre, Fortificante Hongos Ecofung Listo Uso y Repelente Hongos Ecológico.

Datos de interés

  • La fertilización en los huertos caseros se basa en el estercolado previo a la plantación. Usa nuestro Estiércol de Caballo Puro.
  • Si tiene callos en los dedos de los pies o manos, tome en cuenta este práctico y útil consejo que la naturaleza nos brinda: Pele la cáscara de un tomate rojo, sólo la cáscara y póngasela en la parte donde tiene el callo todas las noches hasta que desaparezca. Así evitará que le vuelva a salir.
  • Todos los tomates, tienen un alto contenido en licopenos, sustancias naturales presentes en mayor concentración en la piel. Tienen propiedades antioxidantes, además de prevenir el cáncer de próstata y de ayudar a reducir el colesterol “malo”, las lipoproteínas de baja densidad LDL. Y de aquí un consejo, no pelar los tomates y, siempre que sea posible, usarlos con su piel en guisos y salsas. Seleccionar los tomates para ensalada que se comen con la piel para aprovechar al máximo los licopenos que contienen.


flores-de-viburnum

No Comments Yet

Deje un comentario

Su email no se publica.

Puede usted utilizar estos atributos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies